LA ELECCIÓN DE LA DISCORDIA

Ricardo Ramírez Alfaro
Ricardo Ramírez Alfaro
3 meses ago
238

En el día de nuestra hermosa colombia, además de los desfiles militares que este año no pudieron realizarse por culpa de la pandemia, se realiza otro importante evento, la instalación del congreso por parte del presidente de la república y a la vez la elección del presidente del senado y del presidente de la cámara de representantes; el honorable congreso eligió sus representantes.

La mencionada cita hubiese sido algo normal, igual que en años anteriores, sin contratiempos y sin nada relevante, sin embargo, nubarrones negros aparecieron en la elección del presidente del senado, lluvia de críticas, controversias, indignación en un gran número de colombianos, espantoso para algunos y para otros un acto más de descaro de los congresistas para con el pueblo que los eligió.

¿Pero porqué se produjo esta tormenta en los colombianos?
¿Que factores originaron esta penosa elección en el congreso?

El nombre del nuevo presidente del senado, el congresista Arturo Char, ni más ni menos. El ¿por qué? muy sencillo; el senador Char llega a la presidencia con una investigación previa en la Corte Suprema de justicia, por la presunta participación en la compra de votos en el Atlántico. Proceso en el que se encuentra vinculada la excongresista Aida Merlano, prófuga de la justicia colombiana y detenida en el vecino país de Venezuela.

¿Pero quien es el nuevo presidente del Senado?

Senador electo por el partido cambio radical periodos 2006-2010; 2014-2018; 2018-2022. Hijo del exsenador Fuad Char, profesional en Administración de empresas egresado de la Universidad de Georgia en EE. UU.
Hermano del exalcalde de Barranquilla Alejandro Char. Su padre, Fuad Char, es el creador de un emporio económico en la costa atlántica y hoy en día con tentáculos en toda colombia; dueños de la cadena de tiendas y supermercados OLÍMPICA, dueños del Junior de Barranquilla, de la cadena radial olímpica y un conglomerado de empresas de construcción, servicios y alimentos.

Emporio que logró sus más altos ingresos a partir del año 2003, cuando la presidencia de Álvaro Uribe les dio las concesiones aeroportuarias, convirtiéndolos en el segundo operador de terminales en el país, sus empresas han llegado a tener más de 400 contratos con el estado, incluidos varios con el SENA.

Que sea el hijo de uno de los hombres más poderosos del país no es problema, que sea un hombre adinerado pues tampoco, que haya obtenido más de 120.000 votos en las últimas elecciones menos; el problema es que se hace elegir estando vinculado a una investigación tan grave como lo es la compra de votos, investigado por corrupción, he ahí el detalle, eso es lo que no tiene presentación, pero lo más indignante de todo es que lo hayan elegido un grupo grande de senadores de los partidos liberal, conservador, cambio radical, de la U y centro democrático. Acuerdos previos que llaman.

Eso es lo que deja un turbio precedente, a tan importante cargo no se puede uno dar el lujo de nombrar a una persona investigada por corrupción, de eso estamos mamados los colombianos, que se puede esperar de eso; nada bueno.

Ya hasta se nos volvió costumbre, corrupción por todos lados, bochornoso espectáculo nos dio el congreso. Bien vale la pena recordar una frase de un ilustre hijo del Tolima, Darío Echandía.

¿El poder para qué?

Para nombrar presidente del senado.

Follow Us

Social Media Followers